piscina naturales

La tendencia es aprovechar los espacios que ha dispuesto la naturaleza para darse un buen chapuzón: esas son las piscinas naturales. Espacios estancos en los que penetra el agua del mar o brota un manantial o fluye un río. Es difícil sustraerse a su encanto.

Las piscinas naturales forman un recurso único de no pocas zonas rurales. En ellas no ha intervenido la mano del hombre sino para acondicionar unas escaleras, pasarelas o un trampolín. Son las zonas de baño “de siempre”, hoy en auge, para los viajeros que buscan autenticidad. Ahí van las mejores piscinas naturales que hemos encontrado repartidas por España:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *